Cualquier historia sobre el campo comienza bajo la sombra de un árbol

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Toda historia del campo comienza bajo la sombra de un árbol.

Toda parcela, todo «bancal» disponía de «sus árboles»; arboles grandes, pinos, olivos, algarrobos, almendros…

Los árboles nos servían, a los agricultores, también de «almacén».  Bajo su sombra depositábamos las herramientas necesarias para nuestra labor, aperos de labranza, azadas, etc., etc.…

Servían incluso de despensa, bajo sus ramas dejábamos nuestros almuerzos, comidas, y meriendas, y por supuesto nuestros cántaros de agua.

Un lugar especial para que tanto, los animales de labranza como las personas, descansaran durante la jornada de trabajo.

Eran árboles de gran envergadura que nos servían incluso para acumular bajo ellos la recolección de los melones de todo el día mientras esperábamos el camión que los cargaría y transportaría a los mercados.

¡Sí, así es! ¡Los árboles, nuestros grandes aliados!, una riqueza natural que, además de proveernos de fruta, nos han facilitado las duras labores del campo a lo largo de los siglos.

En Melones El Abuelo hemos querido rendirles un homenaje, esperando que a todos os agrade cobijaros durante esta edición de Fruit Attraction bajo las ramas de nuestro ARBOL-stand.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Compártelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.